Un nuevo bebé en la familia ¿Qué hago con mi mascota?

 
 
 

Publicado por Alessia Perez enero 2, 2017

 

Muchas personas aún tienen la creencia de que perros, gatos, aves y otras mascotas son perjudiciales para el bebé desde que está en el vientre y más aún si está en el hogar conviviendo directamente con ellos. Existen enfermedades que han estigmatizado a gatos como la toxoplasmosis y otras, que orillan al dueño a deshacerse de su gato y empezar una cadena de abandono que generalmente termina muy mal para el gato; y el perro no se salva de esto.

Se ha creído por años que los pelos del perro o gato, incluso las plumas de un ave, pueden provocar problemas en la embarazada y por lo tanto en el bebé, a menos que se haya demostrado una alergia hacia estas especies, esto es poco probable. Las alergias no son directamente hacia los pelos o plumas, son por las proteínas que se encuentran en la saliva, en la caspa (descamación de la piel ) o en la orina de un animal.

Los pelos del perro y el gato, debido al diámetro y longitud que tienen, es muy difícil que sean inhalados y llevados a los pulmones y causen una enfermedad. Lo que sí puede llegar a los pulmones son las heces desecadas y pulverizadas que no se recogen por largo tiempo y sus restos pueden ser inhalados, pero esto se evita manteniendo una buena higiene. Por lo que durante el embarazo, si garantizas la limpieza, el bebé no corre ningún peligro proveniente de tus mascotas.

Una vez que tu bebé nace y llega a casa, debes de tener en cuenta algunas cosas:

Tu mascota:BabémasPerro

  • Puede sentir celos del recién llegado. Por eso debemos prepararla desde meses antes del parto para que los cambios no le resulten bruscos, sonidos de bebé, pasear con la carreola, etc.
  • Es importante que el padre u otra persona se preocupe más del animal, porque la madre tendrá menos tiempo cuando llegue el recién nacido.
  • Si la mascota duerme en la habitación de ustedes y desean cambiarlo a otra habitación cuando llegue el recién nacido, debemos ir acostumbrándola con tiempo a su nuevo lugar.
  • Hay que llevarlo al veterinario para desparasitarlo y poner sus vacunas al día.
  • Debes permitir que el perro huela primero ropa usada de tu bebé, y posteriormente que huela a tu bebé cubriendo su cara (el sistema inmune del bebé aún no habrá madurado completamente), el acercamiento debe ser progresivo para que el perro se familiarice con el recién llegado y lo tome como parte de la manada.
  • Algunos veterinarios expertos en comportamiento canino sugieren que varios meses antes de que llegue la fecha del parto; usted debería “jugar” con un muñeco, simulando que tiene un bebé para que su perro se vaya aclimatando a la nueva dinámica familiar. El perrito/a observará cuando usted cambie al bebé, lo alimente, le cante, y lo acueste a dormir. Aunque si hay un bebé en su familia esto será más fácil.

Una vez ya instalados en el hogar, te recomendamos no dejar a tu perro o gato solo con el bebé, por lo menos los primeros meses ya que como aún se están conociendo, su comportamiento puede ser impredecible (ej. puede lastimarlo por querer jugar con él) tampoco te recomendamos que duerman en su cuna con él bebé, ya que pueden arañarlo o aplastarlo accidentalmente.

“Esta es una de las mayores preocupaciones de los nuevos padres, sin embargo, si seguimos los pasos anteriores podemos evitar que esto suceda.”

GatoYbebé

Conforme tu bebé crece es importante mantenerlos en observación constante ya que el bebé puede perseguir, arrinconar y hacer daño a la mascota, por curiosidad natural, e incitarle con su comportamiento a tener una reacción violenta en defensa propia, para evitar mordidas y arañazos se debe enseñar tanto al animal como al bebé a respetarse mutuamente desde el principio.

¿Y si no quiere a mi bebé? 

Esta es una de las mayores preocupaciones de los nuevos padres, sin embargo, si seguimos los pasos anteriores podemos evitar que esto suceda. Pero si aún siguiendo estos pasos tu perro no parece aceptar al nuevo miembro, te recomendamos paciencia, y sobre todo que cualquier comportamiento anormal no lo dejes crecer.

A pesar del nuevo miembro, ustedes son los alfas de la manada y eso no debe cambiar, poco a poco debe aceptar al nuevo bebé alfa y el ser el protegido del grupo, al que se le demuestre mayor lealtad, y al que se le estará lamiendo la carita en todo momento.

El tiempo de aceptación varía, algunos perros aceptan rápidamente al nuevo miembro, mientras que a otros les toma algún tiempo asimilar la llegada del nuevo bebé a la casa que antes le pertenecía a él. Así que tengan paciencia, y si tienes la posibilidad acude a un Médico Veterinario Etólogo el cual te guiará paso a paso y orientará a tu mascota a tener un buen comportamiento, con y sin el bebé.


¿Tienes más Dudas?, recuerda que somos una tienda en línea especializada en productos para mascota, ¡Nosotros sabemos todo! Chatea con nuestros MVZ´s  aquí o llámanos al 1204·1280 desde CDMX ó al 01·800·051·4000 del interior de la república.

Encuentra miles de cosas para tu mascota aquí

 

Quiero compartir esta página:

Facebook
Twitter
Visit Us
Instagram
 
No hay comentarios, Se el primero!
  •  
     
     

  •