¡Quiero un reptil como mascota!

 
 
 

Publicado por Veronica Leyva December 28, 2017

 

¿Qué debo saber antes de adoptar un reptil?

Lo primero que debes tener en cuenta es que no son animales domésticos, aunque podamos tenerlos en casa; los reptiles son animales salvajes que se les puede enseñar a socializar, sin embargo, no es recomendable sacarlos de su terrario constantemente ya que podrían llegar a ser agresivos mientras se les enseña. Son animales para contemplar como lo es un pez.

Pero no todo es malo; si bien es cierto que los reptiles no son del gusto de todas las personas, el conocer más de ellos te hará amar estos animales exóticos y aprender a apreciar sus bellos colores y texturas únicas.

¿Qué tipo de reptil puedo tener en casa?

Tortuga: una amiga para siempre, es conocido que las tortugas son de vida longeva siempre que se les tenga los cuidados adecuados. Cuando vayas a adquirir tu tortuga recuerda investigar la especie, ya que algunas ya están en peligro de extinción y están prohibidas como mascotas.

Aprende más de las tortugas…

Iguana: son animales herbívoros por lo que su alimentación no es mayor problema;  la iguana es de los reptiles más comunes que las personas adoptan, sin embargo, debes tomar en cuenta que llegan a crecer hasta 2 metros de longitud, por lo cual en un corto plazo ya no lo podrás tener una pecera o terrario.

Serpiente: Las serpientes suelen alimentarse de carne, lo cual debemos contemplar para su manutención a largo plazo; éstos reptiles son para las personas atrevidas ya que no cualquiera se aventura a tener una serpiente en casa, no olvidemos que son animales salvajes que reaccionan por instinto.

Por lo cual no todas las especies de serpientes se pueden tener como mascotas, algunas que si se pueden tener en casa son:

-Pitón de la India: no es venenosa y convive con otras serpientes.

-Serpiente de Maíz: no son serpientes grandes y además son muy dóciles.

-Serpiente de Leche: llegan a medir entre 0.5m y 1.5m y se les puede alimentar de ranas o ratones.

Camaleón: Es un reptil muy tranquilo y suele ser muy atractivo para la mayoría debido a sus llamativos colores, sin embargo, suelen estresarse mucho, así que no es recomendable sacarlos constantemente de su hábitat o terrario.

Recuerda que tener una mascota o animal de compañía siempre es un compromiso, así que piénsalo dos veces antes de asumirlo, ya que hay muchos animales, incluso reptiles, que son abandonados en la calle cuando sus dueños se aburren y olvidan este compromiso.

Encuentra tu kit para reptil:

 

Quiero compartir esta página:

Facebook
Twitter
Visit Us
Instagram
 
No hay comentarios, Se el primero!
  •  
     
     

  •