Parece que mi perro está enfermo

 
 
 

Publicado por Alessia Perez marzo 6, 2018

 

Nadie conoce a nuestro perro mejor que nosotros. Los que tenemos la fortuna de tener una mascota en nuestras vidas y convivir con ella diariamente, también tenemos la fortuna de conocer sus gestos, su carácter, temperamento, humor y rutina. Esta cercana convivencia nos permite notar mejor que nadie si hay alguna alteración en su comportamiento, a veces los cambios más sutiles, los que otras personas no perciben, pueden ser el primer indicativo de que algo no anda bien, así que hay que estar bien atentos para saber si mi está tu mascota enferma.

Existen muchas enfermedades que pueden afectar a nuestras mascotas, por lo que siempre debemos vacunar, ir al médico veterinario al menos dos veces al año, desparasitar y mantener una alimentación balanceada para disminuir el riesgo de contraer enfermedades.

perro enfermo

Aún cuando hagamos todo lo posible para proteger a nuestras mascotas de contraer enfermedades, muchas veces los males que las atacan no son de origen infeccioso. Traumatismos, lesiones, ingestión de cuerpos extraños, entre otros, pueden provocar problemas de salud con graves pronósticos.

Debemos siempre estar alerta ante cualquier anormalidad que encontremos, a continuación algunos ejemplos:

  • Cambios de ánimo: uno de los signos (no síntomas) más comunes es la depresión o “tristeza”, la mascota disminuye su actividad y se limita a un espacio determinado, no quieren salir y no responden a nuestro llamado. Esto es un signo de alerta que puede indicar que alguna enfermedad está comenzando a atacar su organismo, si sigue comiendo y defecando de manera normal puede ser que necesite más atención, pero definitivamente es un signo que no debe pasarse por alto. Podemos también mencionar la letargia, que es cuando se observa a la mascota con “flojera” o sin ánimo de hacer nada.

perro triste

  • Vómito/Diarrea: Es uno de los signos más comunes de malestar y uno de los más dramáticos. Debemos revisar la consistencia y apariencia del vómito, muchas veces los perros regurgitan el alimento (porqué no les gusta, comió de más, entre otros) se observa alimento sin digerir, croquetas completas y cubiertas con saliva, en este caso, debemos vigilar que no lo hagan de nuevo y que no haya ningún otro signo o cambio en su comportamiento. Cuando hay coloraciones extrañas, presencia de sangre, parásitos, olor fétido, y hay dos o más ocasiones en las que hay diarrea o vómito en un tiempo corto o persiste por 24 horas, y además se observa depresión o somnolencia, puede ser el indicativo de algún proceso que esté afectando a nuestra mascota seriamente. El vómito también puede ser un signo de alergia alimentaria.

 

  • Abultamiento abdominal: Este es un signo serio de enfermedad, en especial si está acompañado de dolor al palparlo. Cuando hay una inflamación del abdomen en un de manera abrupta debemos de tratar esto como una emergencia y acudir inmediatamente al médico veterinario. Si no se realiza la condición del perro empeorará progresivamente y puede provocar la muerte del animal.

 

  • Anorexia: Los perros y gatos pueden cambiar sus hábitos alimenticios o monto en el consumo de alimento, pero si la mascota no ha comido por un periodo mayor a 24 horas debes llevarlo con tu médico veterinario.
  • Poliuria/polidipsia: Un aumento en el consumo de agua y en la cantidad de orina pueden ser la consecuencia de algunos procesos de enfermedad, pero si consumió altas cantidades de agua después de ejercitarse o en un día caluroso no es de preocuparse, pero si lo comienza a hacer repentinamente llévalo con tu médico veterinario para un chequeo.
  • Signos respiratorios: estornudos constantes, ojos enrojecidos, secreciones nasales, jadeo y dificultad para respirar, pueden ser signos de alergias o enfermedad respiratoria como la gripe/influenza. Si persiste o aumentan los signos progresivamente, es para preocuparse.

 

  • Afecciones de la piel: como mencionamos en el artículo de “Nutrición y Piel”, la condición e integridad de la piel son indicativos de salud en el animal, si hay alguna alteración, costras, caspa o irritación constante, puede ser el signo de parásitos, deficiencias nutricionales o alergias. También debemos revisar la presencia de parásitos de gran tamaño como las garrapatas o abultamientos debajo de la piel (abscesos, tumores, masas) que pueden ser indicativos de infecciones u otras enfermedades.

 

  • Fluctuaciones en el peso: El aumento, pero en especial la pérdida de peso progresiva en un periodo corto, puede ser un indicativo grave de enfermedad, por lo que debe atenderse de inmediato.

Además de los consejos anteriores, te recomendamos siempre, en la medida de lo posible, monitorear la coloración de los ojos, el color y la integridad de las encías y dientes, los cojinetes plantares (sus huellitas), las articulaciones y genitales, por si hay algún aumento de tamaño, cambio de coloración o anormalidad aparente en éstos.

Estos son sólo algunos de los signos que un perro o gato pueden presentar, desafortunadamente existen enfermedades silenciosas o poco aparentes que pueden tomarnos por sorpresa, por esto debemos acudir al Médico Veterinario al menos 2 veces al año para poner al día sus vacunas y que él determine si hay alguna afección o algo anormal en tu mascota. ¡Nadie conoce a tu mascota cómo tú!

Por favor te pedimos no mediques a tu mascota sin consultar un especialista, esto generalmente trae más problemas que soluciones y puedes poner en riesgo la vida de tu mascota, aún cuando ya haya sido un tratamiento que te dieron en el pasado o funcionó con alguno de tus conocidos, esto no significa que funcionará igual con tu mascota, ten cuidado.

 

Quiero compartir esta página:

Facebook
Twitter
Visit Us
Instagram
 
No hay comentarios, Se el primero!
  •  
     
     

  •