Mi perro me mordió… ¿ahora qué hago?

 
 
 

Publicado por Alessia Perez diciembre 20, 2016

 

No importa que tan cercano sean con sus perros a veces lo inesperado puede pasar y tu perro puede llegar a morderte. ¿Qué tenemos que hacer en esa situación? El primer paso, por supuesto es mantener la calma, esto no significa que se haya roto la relación y tampoco significa que tu perro se ha vuelto un asesino y agresivo, hay muchas razones por las cuales los perros muerden. Para encontrar una solución primero debes investigar cuál fue la causa de ese comportamiento.

Si tu perro es un cachorro y de repente te muerde en el tobillo o la parte baja de la pierna, no te preocupes; todos los cachorros pasan por esta fase, y es la oportunidad perfecta para corregir ese comportamiento así evitarás eso en el futuro, cuando crezca.

Pero ¿qué pasa si tu perro no es un cachorro? Existen cinco razones por las que un perro puede morder.

1. Instinto maternal – madres con cachorros

2. Dolor – por algún malestar o enfermedad

3. Posesivo – tal vez trataste de tomar algo de tu perro

4. Miedo – espantaste a tu perro

5. Consecuencia de la situación –  estabas jugando agresivamente

Instintos maternales

¿Tu perro es recientemente madre y tiene cachorros? Entonces debes respetar su espacio y dejar que la madre se encargue de ellos al principio totalmente hasta que ella esté lista y les deje acercarse a otras personas.

“Si tu perro te muerde porque lo has espantado, tendrás que reconstruir la confianza en la relación”

Dolor

¿Tiene algún dolor tu perro? Si fuiste mordido inesperadamente y ninguna de las otras razones aplica a su comportamiento, lo mejor es llevarlo al veterinario. Los perros son muy buenos ocultando el dolor, pero si llegas por accidente a tocar algún punto de dolor, ellos reaccionarán instintivamente. El veterinario podrá determinar si tu perro está sintiendo dolor o es un problema neurológico.

Miedo

Si tu perro te muerde porque lo has espantado, tendrás que reconstruir la confianza en la relación, seguramente es sólo cosa una sola vez, tal vez te moviste muy rápido hacia tu perro o estabas muy cerca mientras dormía, por ejemplo, si tú no vuelves a construir la confianza inmediatamente después de un incidente como estos, seguirá ocurriendo más frecuentemente, que tu perro se sentirá inseguro y reaccionará así con cualquier otra persona. Dale premios o juguetes, es una buena manera de ver tus buenas intenciones.

Construir la confianza

El mejor ejercicio para construir la confianza es caminar juntos, esto si lo haces actuando tranquilo y mostrándote como líder. Esto ayudará a que tu perro se acostumbre a la idea de que no pasa nada malo mientras tú estés cerca y reforzará su confianza en ti. Una vez que estén en la caminata y se sientan tranquilos y seguros puedes llevarle a nuevos escenarios con más personas, más perros. Exponerle a nuevos escenarios ayudará a tu perro a reducir el miedo.

Trabaja en la disciplina

Trabajar en la disciplina como enseñarle nuevos trucos simples, como sentarse o quedarse quieto, utilizando reforzamiento positivo. Al principio puedes hacerlo con algún premio de comida después gradualmente intercala entre frases, caricias y el premio de comida. El perro te asociará con cosas placenteras, y empezará a reaccionar menos agresivamente cuando sienta miedo.

Consecuencia de la situación

Cuando un perro muerde porque es consecuencia de la situación es normalmente accidental, por ejemplo, que el perro esté buscando su juguete y se haya encontrado con tu mano, si esto pasa es momento de cambiar la forma de juego, en vez de jugar un juego de atrapar, jalar, arrebatar, cambia aun juego de recuperar, encontrar o ir a buscar.

Si tu perro es muy energético y puede llegar a ser distraído y agresivo considera un entrenamiento profesional, que pueda entrenarse en agilidad y fortaleza, especialmente si tu perro pertenece a una raza de pastoreo, pero el entrenamiento de agilidad funcionará con cualquier raza y es bastante saludable hacerlo.

Esto compensará su necesidad de juego inmediatamente manteniendo a las personas alejadas de tu perro, además combínalo con disciplina en el juego, no lances la pelota hasta que tu perro esté sentado y quieto que espere calmadamente hasta que lo hagas.

Si tu perro es muy energético y puede llegar a ser distraído y agresivo considera un entrenamiento profesional, que pueda entrenarse en agilidad y fortaleza, especialmente si tu perro pertenece a una raza de pastoreo, pero el entrenamiento de agilidad funcionará con cualquier raza y es bastante saludable hacerlo.

Posesivo

Este es el tipo de mordida que pasa cuando tu tratas de tomar algo de tu perro, como un juguete o comida. Esto no es una reacción accidental o improvista, es tu perro respondiendo ante ti dominándote y defensivamente y es el tipo de comportamiento que si no es corregido se puede convertir en agresión.

Reglas y límites.

Para lidiar con mordidas por posesividad, debes establecer reglas, límites y reforzarlas. Esto es establecerle a tu perro que eres tú el líder, eres tú la fuente de todo lo que se le permite al perro y lo que no, independientemente de lo que sea comida, agua, regalos, premios, juguetes o atención. Y para que tu perro consiga eso tendrá que aprender a estar sumiso y tranquilo.

Entrenamiento de obediencia

Este comportamiento es ideal para enseñarle el comando de “suéltalo”, que significa cualquier cosa que tu perro tenga en la boca debe dejarle. Puedes empezar cuando tu perro esté con su juguete favorito enséñale un premio y hasta que lo haya soltado y no le preste más atención le das el premio. Gradualmente sube la complejidad puedes recoger del suelo cuando lo deje y darle el premio, eventualmente debes intentar que tu perro suelte cualquier cosa que tenga en la boca con ese comando e incluso poder tomar algo directamente de su boca.

Prevenir agresividad por comida

La idea es similar con su plato de comida, una vez que hayas establecido las reglas de alimentación y el comando de soltar trata de acercarte al plato mientras está comiendo y déjale unos premios en su plato, repite esto muchas veces mientras esté comiendo así empezará a asociar que los humanos que acercan a su plato con buenas cosas ya que recibe premios.

Mantente en calma

Los humanos manipulamos el mundo mayoritariamente con nuestras manos y los perros lo hacen con la boca, no es necesario decir que sus dientes son mucho más afilados que los dedos de las personas, así que accidentalmente o sin intención puede haber mordidas. Recuerda siempre que si lo hacen no es el fin del mundo, mantente calmado, intenta descubrir que lo causó y empieza a tomar las medidas para prevenirlo.

¿Alguna vez te ha mordido tu perro? ¿Cómo lo manejaste?


¿Tienes más Dudas?, recuerda que somos una tienda en línea especializada en productos para mascota, ¡Nosotros sabemos todo! Chatea con nuestros MVZ´s  aquí o llámanos al 1204·1280 desde CDMX ó al 01·800·051·4000 del interior de la república.

 

Quiero compartir esta página:

Facebook
Twitter
Visit Us
Instagram
 
No hay comentarios, Se el primero!
  •  
     
     

  •