Mi gato tiene problemas de comportamiento

 
 
 

Publicado por Alessia Perez diciembre 16, 2016

 

Algunos comportamientos tienen fundamentos profundos en la mente felina y no pueden ser alterados. Brincos nocturnos y escaladas de muebles son los resultados de instintos de caza nocturna y vigilancia de su territorio. Por respeto a su naturaleza felina, deberás hacer algunos ajustes tú también.

“Brincos nocturnos y escaladas de muebles son los resultados de instintos de caza nocturna y vigilancia de su territorio.”

Si tu gato te despierta en la noche, intenta tener una buena sesión de juego con el antes de acostarte. Duerme con tapones para oídos hasta que el gato entienda que no te despertarás por la noche para darle más comida. No regañes a tu gato por subirse a las cortinas y otros objetos en la casa. Dale la posibilidad de satisfacer estas necesidades de una manera que no cause problemas para tí, por ejemplo invirtiendo en un arbol para gatos.

Entre mejor entiendas cómo funciona la mente felina, mejores resultados tendrás en aliviar los problemas causados por los comportamientos de tu gato. Entender qué es lo que lo que motiva algunos de sus comportamientos te ayudará a decidir si vale la pena intentar condicionar a tu gato mediante el entrenamiento o si debes hacer algún cambio en tu ambiente de casa o en tus hábitos.  Modificar los comportamientos de tu gato es un proceso, el cual tomará estímulos y refuerzos (positivos o negativos) constantes. Sé gradual y paciente, tomando en cuenta la natural resistencia al cambio de la mente felina.

“Algunos gatos, especialmente los cachorros, desarrollan el hábito de morder objetos de la casa. Este puede ser un reflejo instintivo remanente de la vida salvaje en la que los felinos deben penetrar piel, pelo o plumas”

 

Ellos también muerden cosas

Algunos gatos, especialmente los cachorros, desarrollan el hábito de morder objetos de la casa. Este puede ser un reflejo instintivo remanente de la vida salvaje en la que los felinos deben penetrar piel, pelo o plumas para llegar a la carne, pero en la casa puede ser un problema – especialmente si tus gatos roen los cables eléctricos. Unos consejos útiles: esconde potenciales objetos que tu gato pueda morder o haz que los cables tengan un sabor, olor o sensación desagradable. Una buena opción es cubrir los cables con cinta adhesiva a doble cara o con repelente para gatos.

Problemas con uso del arenero

Muchos gatos hacen sus necesidades fuera del arenero de manera ocasional. Cambios en el hábito de excreción de tu gato pueden señalar un problema de salud. Si tu gato siente dolor al defecar, esto puede hacer que quiera evitar el arenero. Llévalo al veterinario lo antes posible para determinar si existe alguna enfermedad a raíz de su comportamiento.

Si el veterinario te indica que no hay problemas de salud, busca otras posibles causas por las cuales tu gato no quiera usar el arenero. ¿Está sucio el arenero? Los gatos tienen un sentido del olor mucho más desarrollado que los seres humanos y tienden a evitar lugares en el que haya excrementos enterrados, aún si son suyos. Remueve los desechos por lo menos una (o mejor dos) veces al día y limpia el arenero con frecuencia – los limpiadores para arenero pueden facilitar mucho esta tarea. ¿Cambiaste el tipo de arena? Puede que a tu gato no le guste la consistencia u olor de este nuevo producto. Muchos gatos no aprecian la arena fragrante o que contenga esferas duras. En términos generales, es mejor utilizar arena no perfumada a la que ya está acostumbrado tu gato – si necesitas cambiarla, hazlo de manera gradual. ¿En dónde está colocada la caja de arena? Si está ubicada en una parte ruidosa o traficada, o incluso si a tu gato le asustó algo en un momento en que la estaba utilizando, muévela a un sitio más tranquilo y reparado. Deja un comedero en los lugares en los que quieres que tu gatito deje de hacer sus necesidades; los gatos no lo hacen en los mismos lugares en los que comen. Es posible que tengas que mover la caja de arena gradualmente o volver a confinar tu gato al cuarto en el con el arenero hasta que vuelva a utilizarlo normalmente.

También puede suceder que tu gato rocíe orina afuera de la caja de arena. Lo verás parado, con la cola levantada y temblando, muchas veces con las patas pisando de manera rítmica. Este comportamiento está relacionado al impulso de reproducción – si tu gato o gata no ha sido esterilizado, llévalo a que lo hagan inmediatamente. Si lo sorprendes en el acto, un regaño puede disuadirlo esa única vez, pero no solucionará el problema de fondo. Al contrario, puede empeorar el problema por el estrés causado a tu gato.

“Quitarle las garras no solucionará el problema y debe ser evitado, utilizado solamente como último recurso.”

 

Rascar lo que sea

El reflejo de rascar en los gatos es arraigado de manera demasiado profunda en el instinto felino para poder ser eliminado. Quitarle las garras no solucionará el problema y debe ser evitado, utilizado solamente como último recurso. Debes lograr que los objetos como tus muebles le sean menos atractivos utilizando barreras y otros productos como repelentes para gato, y ofrecerle alternativas, como por ejemplo unos postes rascadores. Ten en cuenta que las preferencias de los gatos en cuanto al tipo de poste rascador y material varía mucho, así que prepárate a experimentar. Algunos gatos adoran los rascadores cubiertos de tapete, aunque sus garras se queden atrapen muy seguido – entre más deslabrado sea el tapete, más le va a gustar. A otros les fascina el envés del tapete. Muchos prefieren los postes verticales, pero otros prefieren los horizontales. Coloca el rascador en una parte accesible de tu hogar, en el que podrás observar los rasguños. La mayoría de los gatos disfruta de rascar justo después de despertar, entonces deja un segundo rascador junto a su lugar de descanso favorito. Puedes agarrarle las patas y frotar sus patas sobre el poste para que se deposite su olor en el poste y le sea más atractivo. También, puede funcionar dejar uno de sus juguetes encima del poste rascador para alentarlo a subirse en él, o coloca catnip. Si sigue rascando los muebles, aplica repelente o cinta adhesiva a doble cara sobre el objeto y mueve el poste rascador junto al mueble. Pero sobre todo, cuando tu gatito use correctamente el poste rascador, ¡recompénsalo con cariño y talvez un pequeño premio!


¿Tienes más Dudas?, recuerda que somos una tienda en línea especializada en productos para mascota, ¡Nosotros sabemos todo! Chatea con nuestros MVZ´s  aquí o llámanos al 1204·1280 desde CDMX ó al 01·800·051·4000 del interior de la república.

 

Quiero compartir esta página:

Facebook
Twitter
Visit Us
Instagram
 
No hay comentarios, Se el primero!
  •  
     
     

  •