Lo que debes de saber de las tortugas

 
 
 

Publicado por Alessia Perez enero 2, 2017

 

Hay varios puntos que debes tomar en cuenta antes de dar el paso de llevar una tortuga a casa.  Uno de los factores más importantes es el espacio que se le va a dar dentro del hogar, su hábitat. Éste debe adecuarse para el tipo de tortuga que vas a llevar a adquirir.

Así que te recomendamos primero identificar qué tipo de tortuga es el que quieres y el hábitat adecuado para ésta. Toma en cuenta que algunas tortugas pueden alcanzar un gran tamaño a lo largo de los años, por lo que debes considerar el espacio que puede llegar a ocupar y si puedes brindárselo, así previenes el abandono futuro o problemas de salud en tu tortuga.

Las tortugas o quelonios forman parte del orden de los reptiles, tienen una forma característica que se compone por un caparazón rígido de queratina; cuatro miembros, cola, cabeza y cuello sobresalen de este caparazón. Carecen de dientes pero poseen un pico corneo parecido al pico de las aves, que recubre su mandíbula. Al igual que los reptiles, es un animal ectotérmico, es decir, su metabolismo depende de la temperatura ambiental, también se les llama de sangre frís. Son muy longevas, por lo que esto también debe tomarse en cuenta, ya que generalmente pasan de una generación familiar a la siguiente. Podemos dividir a las tortugas en dos grupos:

“Su terrario debe ser amplio, el sustrato y plantas complementarias deben ser de acuerdo al a especie que se adquiera. Necesita de un espacio para caminar y hacer ejercicios, y suficiente exposición al sol, por un lapso de al menos 1 o 2 horas por día para evitar enfermedades metabólicas.”

1. Tortuga Terrestre

Dentro de este grupo de tortugas, podemos mencionar a la tortuga radiada (Geochelone radiata),  la tortuga del desierto (Gopherus agassizii), la tortuga de hermann o mediterránea (Testudo hermanni); por mencionar solo algunas.

Hábitat de la tortuga de tierra

Su terrario debe ser amplio, el sustrato y plantas complementarias deben ser de acuerdo al a especie que se adquiera. Necesita de un espacio para caminar y hacer ejercicios, y suficiente exposición al sol, por un lapso de al menos 1 o 2 horas por día para evitar enfermedades metabólicas. Dentro y fuera de su hábitat debe tener agua disponible, algunas tortugas se estimulan con el agua circulante y beberán de una fuente o canaleta con mayor facilidad que de un recipiente, sino este debe ser tan grande como para que pueda meterse dentro completamente para beber.

Alimentación de la tortuga terrestre

Son fundamentalmente vegetarianas, pero complementan su alimentación con pequeños insectos u otros pequeños reptiles y lombrices. Dentro de su dieta se deben incluir frutas, verduras, plantas, flores y suplementos de vitaminas y calcio. Todo esto en función a la especie que adquieras, ya que de acuerdo a su origen serán las necesidades a cubrir. También ya existen alimentos balanceados formulados especialmente para ellos.

2. Tortuga acuáticaHIBERNA07

Entre algunas de las especies comunes  están la tortuga pintada, tortuga escurridiza o jicotea (Trachemys scripta), y ésta especie tiene varias subespecies que incluyen a la tortuga de orejas rojas y la tortuga de orejas amarillas.

Hábitat de tortuga acuática

El acuaterrario debe ser lo bastante grande como para que las tortugas puedan moverse libremente, el agua debe tener como profundidad por lo menos el largo de la tortuga, para que en caso de que se caiga de espaldas pueda darse vuelta. Además debe tener un lugar seco donde las tortugas puedan descansar, esto va a variar de acuerdo al número de tortugas que tengas, pero debe ser lo suficientemente amplio para que pueda echarse y maniobrar. Debe tenerun buen filtro de agua , con un calefactor y luz que les proporcione una fuente de calor. Mantener el agua a una temperatura entre 18° a 25° C.

“En época de invierno, cuando a luz solar y la temperatura disminuyen, las tortugas suelen también disminuir su actividad.”

Alimentación de la tortuga acuática

Son generalmente omnivoras, comen carne, pescado y vegetales. También para ellos hay alimentos balanceados en forma de pellet que les puedes poner en el acuaterrario. Si vas a darle peces vivos, verifica siempre la procedencia de éstos, ya que pueden venir con parásitos internos y contagiar a tu tortuga con éstos.

Hibernación

En época de invierno, cuando a luz solar y la temperatura disminuyen, las tortugas suelen también disminuir su actividad, y entrar en lo que se denomina período de hibernación, período en el que disminuye su actividad al mínimo. Generalmente se esconden en la tierra y restringe también su alimentación, por esto muchos propietarios creen que la tortuga ha muerto o se ha perdido en el jardín, y después “resucita”. Por lo que toma esto en cuenta también.

Gracias al descanso invernal o hibernación, las tortugas gozarán de mejor salud (su sistema inmunológico se verá reforzado), más vitalidad y mejor capacidad reproductiva.

Reproducción de la tortuga

Las hembras se encuentran sexualmente madura a los 9 años, mientras que los machos a los 7 aproximadamente. La reproducción se realiza cuando el macho se monta sobre la hembra, la cual fertiliza los huevos gracias a que almacena el esperma. Una vez lograda la fecundación la hembra cava en la tierra agujeros de aproximadamente 10 centímetros de profundidad donde entierra los huevos (pueden ser entre 4 y 7).

Esto quiere decir que son animales Ovíparos. La incubación puede demorar un año, luego de dicho tiempo nacen las crías que miden no mas de 4 centímetros de largo. Hay variaciones de acuerdo a la especie que se trate.

Peligro de extinción

Muchas especies de tortuga se encuentran dentro de la lista de animales amenazados, entre ellas se encuentran las marinas en primer lugar, la tortuga de patas roja (Chelonoidis carbonaria), tortuga del desierto de Tamaulipas (Gopherus belandieri) y la chopontil (Claudius angustatus), por mencionar solo algunas. Por lo que antes de adquirir una especie, infórmate a no contribuir a la caza y merma de la especie.

Enfermedades

Al igual que cualquier otro animal, la salud las tortugas puede verse mermada y generalmente estos males se asocian generalmente con una mala calidad del agua, la falta de una luz apropiada para su bronceado y las carencias en la alimentación.

Hay una serie de signos clínicos que puede manifestar que te puede ayudar a identificar una posible enfermedad o padecimiento de tu tortuga. Desde la hinchazón de ojos, anorexia o baja en el consumo de alimento, cambios en su comportamiento, tos o estornudos, diarrea, manchas blancas en su caparazón, entre otras.

En cualquier caso debes llevarla con un médico veterinario especialista en fauna silvestre o reptiles, solo él te dará el diagnóstico y tratamiento adecuados para tu tortuga.


¿Tienes más Dudas?, recuerda que somos una tienda en línea especializada en productos para mascota, ¡Nosotros sabemos todo! Chatea con nuestros MVZ´s  aquí o llámanos al 1204·1280 desde CDMX ó al 01·800·051·4000 del interior de la república.

Encuentra miles de cosas para tu tortuga aquí

 

Quiero compartir esta página:

Facebook
Twitter
Visit Us
Instagram
 
No hay comentarios, Se el primero!
  •  
     
     

  •