Gestación y parto en perras

 
 
 

Publicado por Alessia Perez December 28, 2016

 

La gestación se lleva a cabo generalmente si hubo una monta exitosa durante el proceso de estro del ciclo estral de la perra. Esto es, fecundación del óvulo por parte de un espermatozoide.

Posterior a esto, la pregunta siempre es si mi perrita quedó o no preñada. Muchos pueden ser los indicios que nos digan si hay o no cachorritos en camino, recordemos que la gestación de la perra dura de 58 a 63 días aproximadamente. A continuación te dejamos un cronograma que puede ser de utilidad:Perra-embarazada

Semana  1 a 4 de gestación (días 1 a 28)

La perrita puede presentar signos de malestar leves y vómitos matutinos. La anorexia o al menos una disminución en el consumo de alimento es normal, esto se cree por si hay un exceso de peso pueda perderlo para poder prepararse mejorar el proceso de gestación. En esta etapa se desarrollan los órganos vitales de los embriones, pero el aumento de tamaño de los mismos es mínimo.

 

Semana 5 a la 7 de gestación (días 29 al 43)

En esta etapa comienza el aumento de peso, por el agrandamiento del abdomen.  A la par, los pezones comienzan a distenderse y cambiar a una coloración rosa. Este aumento continúa hasta el final de la gestación, puede observarse una secreción acuosa unos días antes del parto. En esta etapa puede haber un aumento de apetito, por lo que se recomienda aumentar la ración y dividirla en 3 o 4 tomas al día.

“La perra gestante no debe engordar o adelgazar demasiado, ambas situaciones pueden generar complicaciones en el parto.”

Semana 8 y 9 de gestación (días 44 hasta el término)

Aquí puede ya detectarse el movimiento de los cachorros al tacto, poniendo nuestra mano del lado del abdomen podemos percibir el movimiento de los bebés y éste irá en aumento conforme pase el tiempo. Los últimos 10 días de gestación incluso puede verse a simple vista el movimiento de los cachorros.

Picture659

Durante la gestación, no sólo podemos ver cambios físicos en la perra preñada, también podemos observar cambios en el comportamiento de la perrita. Algunas veces pueden volverse tranquilas y afectuosas, cuando son normalmente activas; o volverse sumamente activas cuando solían ser muy tranquilas y apacibles.

Algunos cuidados:

  • La perra gestante no debe engordar o adelgazar demasiado, ambas situaciones pueden generar complicaciones en el parto.
  • Alimentar con la mejor calidad posible, alimentos que cubran todas sus necesidades, como alimento para hembras gestante. Así se cubrirán sus necesidades sin provocar desbalances nutricionales por los suplementos.
  • El uso de vitaminas y minerales debe ser recomendado y recetado por el médico veterinario, ya que su uso indiscriminado puede provocar que los cachorros nazcan muy grandes y compliquen el parto.
  • En hembras de gran tamaño, al final del parto puede ser que ya no quieran comer, por lo que debe darle un alimento muy apetitoso para que no deje de comer.
  • El ejercicio es recomendable durante toda la gestación, pero en el último periodo se recomienda no realizar ejercicios muy complicados, las caminatas son la mejor opción. Así la perra mantendrá su tono muscular y condición física para el parto.

Cumplidos los días de la gestación, los cuales pueden variar por el tamaño del perro y por el número de cachorros de la camada, comenzará la fase de parto. Debes mantener la calma ya que generalmente, no necesitan asistencia; salvo algunas razas como la pug, bulldog y yorkshire, las cuales generalmente requieren de cesárea para completar el parto sin más complicaciones.

Algunas perras buscarán un lugar oculto y apartado para comenzar el parto, otras se quedarán en su cama a la vista de todos o en algún rincón donde se sientan seguras. Esto variará de una hembra a otra.

Fases del parto

Fase 1. Dilatación

Durante esta primera fase, comienzan las contracciones uterinas y se dilata el cérvix; puede haber presencia de flujo vaginal claro. La perra se muestra incómoda, deja de comer, puede vomitar, presentar temblores y prepara su nido. La actitud de la perra puede variar, pero recordemos que tiene dolor e incomodidad. Esta fase puede durar hasta 12 horas; en hembras primerizas puede durar hasta 36 horas.

Fase 2. Expulsión fetal

El feto debe rotar y extenderse en el canal de parto para que su salida sea exitosa. Cuando el feto asoma la cabeza, la madre rompe la bolsa (amnios) limpia el hocico del cachorro y lo lame hasta liberarlo de la envoltura. La madre también, normalmente, rompe el cordón umbilical de un mordisco. En un parto normal, el primer cachorro debe salir en las primeras cuatro horas de iniciado el periodo de expulsión, y los siguientes cachorros en intervalos de no más de 2 horas aproximadamente. El periodo de salida de cachorros puede variar, dependiendo la hembra y el número de cachorros, de 2 horas hasta 12 horas.

Fase 3. Expulsión placentaria6062787_1

La expulsión de la placenta puede ser irregular y acompañar incluso a un cachorro. Es expulsada gracias a las contracciones uterinas y normalmente ocurre a los 15 minutos de expulsar al cachorro, pero puede retenerse hasta por 24 horas. Una descarga de color verde acompaña a la expulsión de un líquido verdoso y normalmente la madre se come la placenta.

 

Una vez acabadas estas fases, el parto ha concluido definitivamente. Los cachorros deben ingerir inmediatamente el calostro de la madre en cuanto son limpiados por ella. El calostro es un líquido previo a la leche materna, cargado de inmunoglobulinas (anticuerpos), agua, proteína, grasas y carbohidratos. Tiene un color amarillento y es muy importante que los cachorros lo ingieran en sus primeras horas de vida, ya que le ayudarán a reforzar su sistema inmune y nutrimentos para sus órganos todavía inmaduros.

 

Algunas complicaciones durante el parto

  • Puede ser que haya cachorritos muertos durante o posterior al parto, en el caso del parto son expulsados generalmente por otro perrito que viene detrás.
  • Distocia, cuando un cachorrito se atora en el canal de parto.
  • Inercia uterina, es cuándo el útero ya no tiene mas contracciones. Es más común en razas grandes.
  • Otras, como la separación temprana de la placenta y la torsión o ruptura uterina.

Todas estas complicaciones, requieren atención médica veterinaria inmediata.

La dieta de la madre debe ser la mejor posible durante la lactancia, ya que de este alimento obtendrá los nutrientes necesarios para producir leche de calidad para sus cachorros.


¿Tienes más Dudas?, recuerda que somos una tienda en línea especializada en productos para mascota, ¡Nosotros sabemos todo! Chatea con nuestros MVZ´s  aquí o llámanos al 1204·1280 desde CDMX ó al 01·800·051·4000 del interior de la república.

Encuentra miles de cosas para tu mascota aquí

 

Quiero compartir esta página:

Facebook
Twitter
Visit Us
Instagram
 
No hay comentarios, Se el primero!
  •  
     
     

  •