Errores más comunes de personas con su primer perro

 
 
 

Publicado por Alessia Perez December 21, 2016

 

Cuando pensamos en tener una nueva mascota normalmente pensamos que será un peludito para abrazar y apapachar, un guardián y cuidador, un compañero de vida o las tres.

Debes saber que tener un perro es una enorme responsabilidad, un dueño responsable debe estar comprometido a gastar una gran cantidad de dienro y de tiempo, además será un cambio en tu estilo de vida.

Muchos nuevos dueños caen en los errores más comunes debido a la falta de experiencia y a la falta de interés en los cachorros, así como la falta de interés en buscar información básica para una correcta crianza.

“Comprar en empresas o criaderos es fomentar a mantener estas prácticas deleznables, es premiar el abuso animal.”

Te decimos cuáles son los errores más comunes que cometen los dueños primerizos para que no los repitas:

Comprar en una tienda de mascotas en lugar de adoptar.

¿Por qué es significativo si compras en vez de adoptar? Porque los perros son ofrecidos como mercancía, además muchos cachorros y sus padres enfrentan inhumanas condiciones, comprar en empresas o criaderos es fomentar a mantener estas prácticas deleznables, es premiar el abuso animal.

Adoptar es mucho mejor ya que cuando lo haces estás salvando la vida de un perrito, al adoptar de un refugio estás liberando un espacio para otro perrito que necesite una segunda oportunidad, las organizaciones privadas de adopción tienen métodos rigurosos para asegurarse que el perrito quede en buenas manos y no se repita su historia de abandono. Pero si estás decidido en comprar, procura hacerlo con un criadero o tienda que no tenga denuncias por maltrato animal, un criadero certificado con una buena reputación.

No considerar el nivel de energía de la nueva mascota.

Usualmente la mayoría de las personas ven a los perritos muy adorables y pasan increíbles momentos de diversión, pero después se dan cuenta que el perrito es incansable, que es muy energético y podría seguir el juego por horas y horas, por otro lado, están los perritos que no son muy juguetones o muy energéticos y esto para personas que son muy activas puede llegar a ser frustrante. Es recomendable que el nivel de energía de tu nuevo compañero sea menor o igual al del dueño para que haya más empatía.

“No descartes la idea de adoptar un perro adulto o incluso un perro en edad más avanzada, ya que estos tendrán menos energía y estos requerirán un poco menos de atención y será un cambio más tranquilo a tu estilo de vida.”

Adoptar un cachorro

Si tienes planeado adoptar un cachorro asegúrate de hacer la tarea de aprender como criarlo adecuadamente, los cachorros tienden a tener más dificultades de crianza que los perros adultos no tienen, especialmente si en tu búsqueda de un perro en adopción eres cuidadoso y eliges un adulto que sea más compatible con tus necesidades.

Por ejemplo, lo más seguro es que no conozcas adecuadamente el carácter definido de un cachorro hasta que sea adulto y esto puede traer problemas en casa.

No descartes la idea de adoptar un perro adulto o incluso un perro en edad más avanzada, ya que estos tendrán menos energía y estos requerirán un poco menos de atención y será un cambio más tranquilo a tu estilo de vida.

¿Esterilizar o no esterilizar?

La mayoría de las personas ya está consciente de esto, es vital esterilizar a nuestros perritos, ya que tenemos una muy grave epidemia de perritos sin hogar. Haz tu parte contra este mal y esteriliza a tu mascota.

“A veces es más sencillo no asistir a consultas regulares con el veterinario especialmente si eres de las personas que tampoco acuden regularmente al médico.”

No cumplir con las necesidades de ejercicio, disciplina y cariño.

No importa si tu perro es increíblemente activo y energético o un sedentario que prefiere dormir y descansar la mayoría del tiempo, siempre necesitará hacer algo para estar en completo balance esto puede variar dependiendo de la raza o del perro, pero siempre debes brindarle ejercicio, disciplina y cariño, además debes ser consistente en esto, hacerlo de manera regular. Lo mejor es que establezcas un calendario para las comidas, el ejercicio o entrenamiento y para jugar, y no olvides llevar a tu peludo por lo menos dos veces al día de a dar un paseo largo.

No atender las visitas al veterinario

A veces es más sencillo no asistir a consultas regulares con el veterinario especialmente si eres de las personas que tampoco acuden regularmente al médico. Pero ir regularmente al veterinario podría llegar a ser cuestión de vida o muerte, ya que los perros tienden a esconder los síntomas de enfermedades o males letales, los chequeos regulares son importantes ya que pueden prevenir problemas antes de volverse más serios.

Olvidar entrenamiento

Si eres de lo que se rehúsa a entrenar a tu mascota estarás destinado a una convivencia llena de frustraciones para tu mascota y especialmente para ti, además aumentarán las probabilidades de poner a tu perro en situaciones de riesgo.

Esto es por ejemplo cuando coma algo que puede ser dañino, o cuando al contacto con otros perros su instinto sea ladrar o jugar muy brusco, además cuando por alguna razón se suelte de la correa y corra hacia donde hay carros. Se necesita mucha paciencia para poder entrenarlos no importa la edad siempre un perro puede aprender las nuevas reglas.

Alimentarlo con comida para humanos.

Puede parecer inofensivo ofrecerle a tu mascota algunas sobras de comida cuando caen de la mesa o “invitarle” una porción de lo que comemos, pero esto puede causar graves problemas principalmente porque hay una gran cantidad de “comida para humanos” que pueden enfermar gravemente a tu mascota y en algunos casos hasta provocarle la muerte. Además no es bueno para los perros alimentarse con las especias que le agregamos a nuestros alimentos, si estás pensando en darle comida para personas a tu perro asegúrate de investigar que no le haga daño o de platicarlo con el veterinario.

No tener una energía calmada y paciente cuando estés con tu perro

Pongamos un ejemplo: imagina que tu perro sigue jalando de la correa cada vez que van de paseo o que le gusta hacer del baño en alguna esquina de tu habitación, si eres como la mayoría de las personas seguramente tu reacción es gritarle o castigarlo para enseñarle que hizo algo mal.

Pero si permites que tus emociones estallen fuera de control, la señal que le estas mandando a tu perro es que no eres el líder calmado y paciente que necesita, y esto no sólo no les enseña que hicieron algo mal, además les muestra que no eres un líder.

Claro que estos no son los únicos problemas de los dueños primerizos. ¿Has visto algún otro problema? O en tu experiencia ¿conoces algún otro problema que enfrentan los dueños? Déjanos tus comentarios.


¿Tienes más Dudas?, recuerda que somos una tienda en línea especializada en productos para mascota, ¡Nosotros sabemos todo! Chatea con nuestros MVZ´s  aquí o llámanos al 1204·1280 desde CDMX ó al 01·800·051·4000 del interior de la república.

 

Quiero compartir esta página:

Facebook
Twitter
Visit Us
Instagram
 
No hay comentarios, Se el primero!
  •  
     
     

  •